.................Asteroko kronika irakurtzeko Klikatu hemen...............
..............................................................................................................

2022/08/06

"Pepetxo", un cántabro del s. XVIII en Amoroto

 Hemen duzue berriki ADESeko kide bati argitaratu dioten artikulu bat. Hau da erreferentzia, eta artikuluari lotura:

Hemen duzue artikuluaren testua, baita ere. On egin!

******************

"Pepetxo", un cántabro del s. XVIII en Amoroto


Oier Gorosabel Larrañaga
(ADES Espeleologia Elkartea)
txikillana@gmail.com

Resumen: hace algo más de doscientos, años, en una cueva del barrio llamado Atxurra, en Amoroto (Vizcaya) vivió un ermitaño conocido como "Pepetxo". Unos datos recientemente hallados nos han permitido identificarlo como Joseph Díaz de Castro, natural de Quijas (Reocín, Cantabria).

Referencias modernas

Entre los investigadores del karst de la comarca de Lea-Artibai (Vizcaya) se conoce desde hace tiempo la referencia a la "Cueva de Pepetxo". José Miguel Barandiaran la visitó en 1935, mientras realizaba excavaciones arqueológicas en la cercana cueva de Atxurra junto con Telesforo Aranzadi y Enrique Eguren. Publicó los resultados de aquellas observaciones en 1948.

 

Carta manuscrita de Barandiaran a Ernesto Nolte (Grupo Espeleológico Vizcaíno) el 28 de diciembre de 1962, reproduciendo el texto de 1948. Fuente: GEV. 1978. "Carta abierta a D. José Miguel de Barandiarán". Kobie 8:7-9. Bilbao.

Transcripción: "Cueva de Pepetxo / "En el pueblo de Amoroto (Vizcaya) extste una montaña llamada "Atxamonte". Una de sus laderas está bordeada por el arroyo de "Armiña". En esta ladera, que mira a Oriente, se abre la cueva conocida con el nombre de "Pepetxon-kobia" (la cueva de Pepetxo). Aquella parte del monte es propiedad de la casa "Atxurratxiki" que es también de Amoroto. El nombre "Pepetxon-kobia" (o "Pepetxon-kuebia", como dicen otros) le viene, según cuentan los vecinos de Amoroto, de que en aquella caverna vivió un individuo llamado "Pepetxo", de quien es fama que introdujo el cultivo de la patata en Vizcaya".

Situación y estructura geológica de la Cueva de Pepetxo. Fuentes: datu-basea13.wikispaces.com / Ramon Adan de Yarza / EVE.

 La cueva se abre pues en la cara este de la montaña denominada Atxamonte, en terreno perteneciente al municipio de Amoroto, aunque muy cerca de sus lindes con Berriatua. Actualmente  se encuentra dentro de una explotación forestal, aunque en la boca persisten vestigios de la vegetación autóctona (encinas). Presenta dos entradas, en rampa descendente, por las que se accede a una amplia sala, con una pequeña abertura en su techo, a modo de claraboya comunicada con el exterior; por medio de ésta podemos acceder a un nivel superior, donde una estrecha galería transita hacia el norte unos 25 metros. Desde la sala principal, una galería prosigue unos 15 metros hacia el oeste.

Topografía de la Cueva de Pepetxo. El signo "I.m" de la rosa de los vientos indica el norte magnético. Fuente: ADES.

El Grupo Espeleológico Vizcaíno (GEV), que venía operando desde la década de 1950, exploró también como es natural las cuevas de esta zona. Siguiendo las referencias de Barandiaran, los espeleólogos inspeccionaron la Cueva de Pepetxo el 25 de noviembre de 1962, en compañía del arqueólogo Juan María Apellaniz y el paleontólogo Jesús Altuna; les guió a la misma Antonio Argintxona, habitante del caserío Atxurra. Catalogaron asimismo varias cavidades más en las inmediaciones, que numeraron correlativamente: así, la cueva de la que hablamos fue denominada Pepetxo I, y las demás II, III, IV... Posteriormente estas cuevas han venido siendo citadas en numerosas ocasiones, y reexploradas por los grupos que han operado en la zona, como el Speleo Club Beti Goruntz de Bilbao.

El grupo de espeleología ADES comenzó su andadura en 1978 y, naturalmente, tenía noticia de estas cavidades de su zona. Sin embargo, no fue hasta 2012 cuando pudimos dedicarnos a buscarlas e identificarlas; con bastante trabajo y la imprescindible ayuda de los vecinos, pudimos localizar finalmente la célebre "Pepetxo I".

Cueva Pepetxo I, 1 de noviembre de 2012. Fuente: ADES.

 En nuestra labor de campo habitual procuramos recoger datos de todas las ciencias del karst; incluida la etnografía. Así, también quedó apuntada la nota de Barandiaran sobre el tal "Pepetxo" que vivió en esta cavidad, y archivada quedó sin mayor trascendencia. Pero, a veces, una información posterior arroja luz sobre elementos anteriores; y eso fue lo que ocurrió siete años después.

Referencias antiguas

En 2019 Aitor Iturbe Gabikagojeaskoa, de la revista "Kurik" de Lekeitio (dedicada a la investigación y divulgación de temas históricos de la localidad), se encontraba en el convento de los frailes carmelitas de la vecina Markina-Xemein (comarca de Lea-Artibai), concretamente revisando tres volúmenes manuscritos de la obra "Antigüedades de Vizcaya" de Juan Ramón Iturriza que se custodian en su biblioteca. Y en uno de ellos encontró la siguiente lista de los caseríos de Amoroto, con una pequeña nota marginal:

ITURRIZA, Juan Ramón. "Antiguedades de Vizcaya" (no tenemos la página o referencia exacta de la imagen). Fuente: Aitor Iturbe.


Transcripción: "Amiax andicua. En la sepultura de esta casa se enterro en 5 de mayo de 1797 Joseph Diaz de Castro, natural del Concejo de Quijas valle del Renin en la Montaña; el qual hizo vida heremitica en la Cueva de Achurra: fue soltero con Voto de Castidad".

El lector puede imaginarse nuestra emoción cuando Iturbe, conocedor de la labor del grupo de espeleología ADES, se acordó de nosotros y nos envió la fotografía del manuscrito.

Para evitar confusiones toponímicas, hay que tener en cuenta que la "cueva de Atxurra" mencionada en el documento de Iturriza probablemente no es la misma que hoy conocemos con ese nombre (Gorosabel, 2020); de hecho, la "Atxurra actual" (referencias VI-66/67 del catálogo GEV) no se conoció hasta 1882, cuando su boca inferior quedó a la vista tras una voladura en las obras de construcción de la nueva carretera Lekeitio-Markina; hasta entonces, la boca superior (donde Barandiaran localizaría un yacimiento arqueológico en 1929) no era ciertamente la más cómoda de la zona para ser usada como habitáculo. Por tanto, la "cueva de Atxurra" mencionada por Iturriza pudo ser cualquiera de las numerosas cavidades existentes en torno a este barrio rural. Pero es lógico pensar que, en el siglo XVIII, los lugareños pudieron haber dado un nombre distintivo a aquella donde se acomodó aquel ermitaño solitario y que pasarían así a conocerla como "la cueva de Pepetxo".

Detalle de la localización de Amiax (izquierda), barrio central e iglesia de Amoroto (centro) y la Cueva de Pepetxo (derecha). Fuente: Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Una información lleva a otra; y tras publicar estas cuestiones en la memoria anual del ADES correspondiente a 2019 pudimos conocer todavía otro detalle: Jabi Aranguena, seguidor del grupo, nos hizo llegar una referencia del periódico "El Noticiero Bilbaíno" del 27 de junio de 1882, donde encontró un artículo sobre la cueva de Atxurra (la actual) haciendo referencia a una persona de la localidad que testimoniaba que "Teníase a este hombre por santo; todos los días venía a Amoroto a oír misa, y solo comía patatas que enseñó a cultivar y comer en este pueblo, donde eran desconocidas". Es emocionante esta referencia de un tiempo en que, sin duda, el recuerdo de este hombre todavía permanecía vivo en las conversaciones de algunas familias.

Conjeturas

A pesar de que en estas cosas es imposible una certeza del 100%, los indicios apuntan a que éste Joseph Díaz de Castro y "Pepetxo" pueden ser la misma persona: un cántabro de Quijas, municipio de Reocín (en el documento se menciona "Renín", pero parece un error de transcripción), provincia de Santander. Zona que no tenemos el placer de conocer, pero donde según tenemos entendido hay abundancia de cuevas; por lo que podemos pensar que Joseph ya estaba familiarizado con el medio subterráneo a su llegada a aquel remoto paraje.

Fuente y poyo en las cercanías de Amiax, lugar de descanso y tertulia. ¿Se reunirían aquí Pepetxo y sus amigos indígenas? Fuente: ADES.

 Una vez sabido todo esto, hemos podido prestar algo más de atención y ver con otros ojos los parajes circundantes a la cueva, reparando por ejemplo en la considerable distancia que existe entre la gruta y los caseríos de Amiax, acentuada por la abrupta orografía del terreno. La amistad que se fraguó entre los labradores y el ermitaño, estuvo precedida sin duda de largas caminatas entre uno y otro lugar.
Por otra parte, la cuestión de la identidad del eremita no deja mucho lugar a la duda. Pero también da pie a formular varias y sugerentes preguntas:

  •     ¿Cuándo nació Joseph Díaz de Castro?
  •     ¿Qué tipo de vida llevó en su juventud?
  •     ¿Por qué tomó la determinación de retirarse del mundo?
  •     ¿Cómo llegó a ése paisaje aislado? (donde en aquella época los caminos carretiles más próximos se encontraban a varias horas de marcha a pie)
  •     ¿Qué relación tuvo con los habitantes de la zona? (que, a la sazón, con toda seguridad eran vascohablantes monolingües).
  •     ¿Cuál es la primera referencia del cultivo de la patata en la comarca de Lea-Artibai?

En relación con este último tema, un compañero de grupo, Antonio García Gamero, ha podido realizar otra aportación más a esta fascinante microhistoria. El amigo Antuá localizó una tesis doctoral (Palanca, 2011) que nos aporta datos interesantes, como la fecha de la traída de la patata al País Vasco: fue exactamente en 1772, desde Irlanda, y a iniciativa de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, "para sembrarla en diferentes caseríos de Bizcaya y de Guipuzcoa". En efecto, en esta zona -uno de los focos principales de la Ilustración española-, fue habitual que los miembros de la Real Sociedad, muchos de ellos grandes terratenientes, introdujeran las innovaciones en las granjas de su propiedad, para que los arrendatarios ensayaran su cultivo. Indudablemente es en este contexto donde debemos situar las informaciones recogidas por el anónimo corresponsal de 1882, y por José Miguel Barandiaran en 1935: ecos de vivencias que se remontaban solamente una o dos generaciones atrás. Queda pendiente conocer cuál fue exactamente el papel que "Pepetxo" jugó en la expansión local del nuevo cultivo.

Dos generaciones han bastado para que el recuerdo de esta historia se borre totalmente de la memoria popular en esta comarca. Pero, poniendo negro sobre blanco lo que hemos podido averiguar, esperamos contribuir a su rescate sin perder la esperanza de que quizás, algún día, encontremos un nuevo cabo del hilo de donde tirar para conocer mejor la historia de Pepetxo, el cántabro.

Bibliografía



2021/03/04

Lurpeko ondarea: aurkikuntza berria Ibarrangelun (Bizkaia)

A-40 kobazuloa: azkonar habia giza garezur batean.

(abajo en castellano)

Gernika-Lumoko ADES Espeleologia Elkarteak aztarnategi arkeologiko baten berri eman du Ibarrangelun. Atxarre mendi multzoko A-040 kobazuloan, gutxienez bertan ehortzitako 3 pertsonaren hezurdurak aurkitu dira; gizakiak kontsumitutako magurioak, lapak eta ostrak; eta gizakiek tailaturiko tresneria ere egon daiteke (hau arkeologoek baieztatu beharko dute).

Espeleologoek aurkikuntza 2005an egin bazuten ere, jakinarazpena ez zen ailegatu ailegatu behar zen lekura (ikus detaileak jarraian). Aztarnategia 15 urtez bertan behera utzita egon dela konturatu ostean (tarte horretan piztiek nabarmen hondatu dutelarik), espeleologoek jakinarazpena bere kabuz egitea deliberatu dute. Horretara, araututako prozedurari jarraituz, Bizkaian aurkikuntza hauek errejistratzeko ardura duen Bilboko Arkeologi Museoari parte eman diote. Orain, aztarnategia Eusko Jaurlaritzaren Ondare Kulturalaren Datu Basean katalogatuko da, eta kobazuloa ikertzeko interesa izan dezaketen espezialistek lanerako baimena eskatu dezakete, informazio guztia eskuratuz.

ADES Espeleologia Elkarteak 40 urte daramatza lurpeko ondarea ikertzen, batez ere Urdaibai eta Lea-Artibaiko eskualdeetan.  

Gernika-Lumo, 2021eko martxoaren 4a.

PD: kobazuloak inolako babesik ez duenez, ez dugu bere kokapena argitu dezakeen koordenaturik edo izen zehatzik emango; mezu honekin atxekituta doaz aztarnen argazkiak, eta kobazuloaren esplorazioan zehar ateratako hainbat irudi (egilea: ADES Espeleologia Elkartea; lizentzia: CC-BY-SA).

Aurkikuntzaren detaileak

A-040: Cueva descubierta por ADES Espeleologia Elkartea en el año 2005 en el transcurso de una jornada de prospección. En el mismo día del descubrimiento (25-III-2005) los espeleólogos se percatan de la presencia en la misma entrada de cierta cantidad de magurios, lapas, ostras… y a continuación, unos metros en el interior, observan restos inequívocamente humanos (entre ellos un cráneo). Ante lo que sin duda es un nuevo yacimiento prehistórico, detienen la exploración y proceden a notificarlo al arqueólogo Juan Carlos López Quintana (JCLQ). El 29-IV-2005, este es conducido hasta la cavidad, certificando la autenticidad del yacimiento. En esa misma visita, los espeleólogos muestran a JCLQ un pequeño resquicio entre los sedimentos del fondo de la galería, por el que la galería parece continuar; y le proponen penetrar por dicho resquicio para proseguir con la exploración. JCLQ rechaza tal posibilidad, aduciendo que no es conveniente remover sedimento. Los espeleólogos muestran su desacuerdo, dado que consideran que la indicación de JCLQ puede ser entendible en un contexto de sedimento intacto, pero en este caso el sedimento ya está modificado y removido por las alimañas; por ello priorizan terminar la exploración de la cavidad para dilucidar la existencia de más restos, evaluar su estado y determinar posibles riesgos de conservación. No obstante, el arqueólogo sigue reluctante, por lo que los espeleólogos acatan sus indicaciones. A la salida, se decide taponar completamente el acceso a la cueva tratando de evitar con ello la penetración de alimañas. Así finalizan los trabajos de 2005, quedando JCLQ encargado de gestionar las acciones pertinentes para la catalogación de este nuevo yacimiento.

En 2016, dentro de sus trabajos rutinarios de vigilancia y revisión de las cavidades de su catálogo, ADES Espeleologia Elkartea decide comprobar el estado de la A-40. Observan que, 11 años después, la entrada sigue obliterada tal como la dejaron; por lo que se evidencia de que ni alimañas, ni espeleólogos, ni arqueólogos han vuelto a penetrar por ella; cosa que les extraña, dado que se trató en su día de un nuevo yacimiento con alto grado potencial de deterioro.

Aprovechando las posibilidades que las actuales tecnologías GIS nos permiten, se procede al extrapolado topográfico sobre ortofoto, lo que permite localizar en el exterior una estrecha grieta cercana al punto extremo de la galería conocida. Al otro lado de la grieta se distingue un divertículo. Se procede a la ampliación de la grieta; tras acceder al divertículo, se constata la presencia de restos humanos en el mismo; y unos metros más adelante, un paso estrecho permite el acceso a otro sector con más restos humanos repartidos y esparcidos por toda la galería (incluyendo al menos dos cráneos en superficie) y con claras evidencias de que los animales campan a sus anchas por el interior de la cavidad (heces, purines, restos vegetales, musgo reciente…). Al final de este nuevo sector encontramos un paso que resulta ser el que comunica con la cueva explorada en 2005, pero con un notable cambio en su morfología: lo que hace 11 años calificáramos de "pequeño resquicio" es actualmente un ancho paso por el cual los animales han seguido entrando y saliendo, removiendo sensiblemente los elementos del yacimiento, tanto los identificados en 2005 como los que acabamos de descubrir.

Los espeleólogos finalizan esta jornada de exploración de 2016 sellando este nuevo acceso a la galería con la intención de que -ésta vez sí- los animales no puedan seguir perjudicando al yacimiento arqueológico, hasta que algún especialista decida estudiarlo. No pueden menos que sentirse frustrados por no haber frenado el deterioro antes; cosa que habría sido posible si en 2005 se les hubiera permitido continuar la exploración de la cavidad hasta este segundo punto de entrada ("para estudiar hay que proteger; para proteger hay que conocer").

Una vez constatados estos hechos, el siguiente paso es comprobar si el hallazgo fue notificado en su día (como creíamos) o ha quedado en el olvido (como parece). Para ello, ADES Espeleologia Elkartea ha realizado sus pesquisas y hemos descubierto que no hay registro alguno con este nombre, código o coordenadas (tanto en datum ETRS89, como ED50).  Es decir que, oficialmente, este yacimiento arqueológico nunca ha existido.

Visto lo cual, tomamos la decisión de dar parte nosotros mismos, por los canales y procedimientos habituales, ya que consideramos que el conocimiento de esta cueva y su yacimiento no puede quedar restringido a un pequeño grupo de personas, sino que debe ser puesto a disposición de todos los investigadores interesados en estudiarla, para que puedan solicitar el permiso correspondiente. Somos conscientes de la irregularidad de cursar esta notificación con 15 años de retraso; pero para obtener las explicaciones oportunas al respecto, remitimos al arqueólogo JCLQ quien, tras certificar el hallazgo en 2005, quedó encargado de realizar dicho trámite.

NOTA: a efecto ilustrativo, extraemos del cuaderno de campo de ADES Espeleologia Elkartea, un fragmento literal del registro correspondiente a la salida del 24-IX-2016:

"(...)hemos detectado que este yacimiento está sufriendo un tremendo deterioro por acción de los tejones. Al menos superficialmente todos los restos se encuentran dispersos, restos óseos incluidos. A lo largo de toda la galería (28 metros, con una altura máxima de 1 metro) los cubículos de tejones se suceden y justo en el fondo hay un confortabilísimo cubículo, preparado con musgo e hierba tan fresca que aún está verde, culminado con un trofeo: un espléndido cráneo humano, vengativa, conveniente, y recientemente meado y cagado por su morador. (...)"

Azkonar kabia eta hezurrak.

Pausu estua, espeleologo baten oinak ageri direla.

Femurra eta garezurra.

Garezurra.

Giza aztarnak.

Gizakiaren pelbis posiblea.

2005 urteko sarrera.

2016 urtean aurkitutako sarrera.


 

2021/02/28

Argitalpen gehiago


 Aurreko batean, ADES-eko kideek azkenaldian eginiko zenbait argitalpenen erreferentziak eman genituen. Gehiago ere badaude, eta beraz hemen eguneratuko dugu zerrenda:

Barne bilatzaitea/buscador interno
 

Tagzania: tz_0jY4EqIbPwUPTqqE7glpdEuQMEN0 Free counter and web stats